El Gráfico, tocando la fibra de los fanáticos.

El Gráfico, la clásica revista deportiva con casi 100 años de existencia, arribó a nuestro país hace algún tiempo y ya se ha ganado un lugar en la mente de los fanáticos del deporte. Su evolución se ha caracterizado por saber adaptarse a los cambios que la tecnología y los distintos tipos de lectores le han puesto en el camino. Es de esta forma, que después de desarrollarse en Chile en el formato de revista, de la mano de Publimetro se transformó en el primer diario deportivo gratuito del país. Respondiendo a las necesidades y motivaciones del público futbolero principalmente, que en un par de meses, ya lo ha situado en la cotidianidad de su rutina.

Pero más allá del éxito inherente que lleva esta marca desde su nacimiento, al convertirse en un diario gratuito, debíamos posicionar a El Gráfico como el primer diario deportivo gratuito de Chile. ¿Cómo? Generando recordación a través de una propuesta de valor única: la gratuidad. Todo, para comunicar que este diario, igual como la verdadera pasión por el fútbol, es un sentimiento que no tiene precio.

De esta manera, los creativos de Inbrax se convirtieron en un grupo de fanáticos de fútbol y crearon desde el meollo de la pasión futbolera un concepto real que llegara a la fibra de los amantes de este deporte. El potente concepto recurre al insight de cuando uno era niño, donde la creatividad y la inocencia iban de la mano jugando a la pelota con todo lo que había en el camino, sin escatimar en profesionalismos ni especificaciones, transformando cualquier calle o plaza en un estadio de fútbol, demostrando que el sentimiento del deporte rey no tiene precio, al igual que El Gráfico.

Como bien se muestra en la gráfica, el concepto “Si nunca pagaste por jugar fútbol, por qué pagar por leerlo”, es un fiel reflejo de toda la realidad histórica que significa el fútbol en la vida de un fanático, que con un lenguaje simple, es capaz de generar la mayor recordación venida desde la misma experiencia del lector. Todas esta virtudes sacadas desde el fondo del alma del balón pie, son un vaticinio del impacto y la buena acogida que en estos momentos está consiguiendo la campaña en nuestros lectores.

Por todas estas razones, no podemos esperar menos que un triunfo por goleada de este diario, y que publicación a publicación, siga construyendo el gran palacio editorial de este magnífico deporte.